Yoga y ansiedad

A menudo oímos que practicar Yoga ayuda a combatir la ansiedad, pero: ¿Qué es exactamente la ansiedad y cómo el Yoga puede ayudarnos?

La ansiedad es un estado de agitación, angustia, inquietud o desasosiego del ánimo que se desencadena tras un estímulo de peligro o miedo.

Si se sostiene en el tiempo deja de manifestarse como un mecanismo evolutivo pudiendo incluso desencadenar un trastorno del estado interno de la persona.

El estilo de vida tan frenético que a veces llevamos, intensificado por acontecimientos puntuales estresantes como puedan ser las dificultades en las relaciones interpersonales o determinadas situaciones difíciles como transitar una enfermedad o un problema laboral, hacen que los niveles de ansiedad se disparen y  “normalicemos” vivir en un estado continuo de amenaza y agitación interna y, más grave aún, hacen que normalicemos las sensaciones de angustia y desasosiego que dicho estado interno produce.

El Yoga es una herramienta milenaria que, a través de posturas físicas ejecutadas de un modo concreto mediante una atención dirigida y una respiración correcta, va llevando al individuo a un estado de interiorización, aportándole mayor bienestar y confort.

De este modo, el Yoga va permitiendo al individuo adentrarse en un estado  mental más aquietado y sosegado, trasladando esa sensación mental también al cuerpo físico a través del sistema nervioso central.

Aunque el Yoga se desarrolle a través de posturas físicas debemos tener en cuenta que trabaja a nivel físico, mental y energético, aportando beneficios a cada uno de estos aspectos del individuo.

Así, desde un estado de homeostasis, éste recupera su equilibrio interno atenuando la sensación de estrés y/o ansiedad, recuperando también su propia capacidad de autogestión.

Por otro lado, cabe destacar que cada postura de Yoga (asana) trabaja de un modo concreto, es decir, estira o fortalece unos músculos determinados en función de qué postura estemos ejecutando, y además fomenta la concentración, la fuerza, la confianza o el equilibrio en función de la postura en cuestión, lo cual a su vez aporta unas sensaciones sutiles o energéticas que dependerán de los dos aspectos anteriores.

De modo que para cada patología o situación concreta existen determinadas posturas o asanas óptimas, que ayudarán al individuo a recuperar ese estado de homeostasis en función de sus necesidades.

¿QUÉ POSTURAS DE YOGA SON INDICADAS PARA COMBATIR LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD?

La ansiedad manifestada en el plano físico va de la mano de una emoción de miedo sostenida en el tiempo, casi siempre de manera inconsciente, y suele ir acompañada de una postura física encorvada, de “protección interna”.

Por eso las posturas de Yoga que más benefician para paliar esta patología, son aquellas que fortalecen la cintura escapular, es decir la zona de la espalda ubicada justo a la altura del pecho, y aquellas que trabajan la apertura de pecho y permiten recuperar la posición natural de la espalda. 

Pero ojo, bajo un estado de ansiedad una expansión excesiva de la zona del pecho podría producirle al individuo una sensación emocional de “vulnerabilidad”, por lo que en este caso es imprescindible compensar las posturas de apertura de pecho con otras de relax y confort. De este modo aseguraremos su integridad física y emocional.

A continuación, muestro un ejemplo de una sesión de “Yoga para la ansiedad”:

  1. Dhanurasana (Postura del arco): inhalando y exhalando profundo y uniforme. Desbloqueando la zona del pecho y creando fuerza interna. Si resultase demasiado intensa podría sustituirse por la postura de la cobra.



  2. Balasana (Postura del niño): respirando lento y profundo, y en cada exhalación aflojando cualquier tensión. Permitiendo soltar esos bloqueos que se han “destapado” con la postura anterior.



  3. Setu Bandhasana (Postura del puente): mediante una respiración lenta y profunda, la cadera se eleva llevando todo el peso hacia los hombros, sin dar tensión ni presión en el cuello; la zona escapular se activa y los omóplatos se juntan compensando el encorvamiento postural que acompaña el estado de ansiedad, permitiendo que el pecho se expanda y libere tensión emocional.



  4. Balasana (Postura del niño): respirando lento y profundo, y en cada exhalación aflojando más y más cualquier tensión o rigidez. Permitiendo soltar.



  5. Virabhadrasana (Guerrero I) con variación de brazos abajo: expandiendo los costados y elevando el pecho para desbloquear esa sensación de angustia ubicada en él. Acompañando la postura con una respiración uniforme.



  6. Adho Mukha Svanasana (Postura del Perro bocabajo): empujando el suelo con las manos, brazos estirados haciendo palanca expandiendo el pecho y las costillas, acompañado de una respiración lenta y profunda, y en la medida de lo posible manteniendo las piernas estiradas y los talones cerca del suelo. 



  7. Balasana (Postura del niño): respirando lento, profundo, y en cada exhalación aflojando más y más cualquier tensión o rigidez. Permitiendo soltar cualquier bloqueo o resistencia y agradeciendo nuestra práctica.



 

Para optimizar los beneficios de la práctica de Yoga es muy importante acompañar toda la secuencia de una respiración lenta y profunda y una atención focalizada en la práctica. Así cada vez que la mente se disperse la traeremos de vuelta con amabilidad y sin juicio, pero con firme voluntad.

Por otro lado, las posturas han de mantenerse únicamente el tiempo que cada uno necesite, es decir, siempre que el hecho de mantenerla no suponga molestia física ni agitación en la respiración. 

Por eso es muy importante practicar Yoga de la mano de un profesional que sepa acompañarnos y dirigirnos en nuestra práctica, y sepa aportarnos en cada momento aquello que en cuerpo y alma necesitemos.

En AMARTE Y YOGA podrás encontrar ese espacio en el que practicar Yoga desde casa de la mano de un experto en la materia mediante nuestras sesiones de Yoga Online, en un espacio de confianza, adaptando las posturas a tus necesidades y posibilidades, incluso aportándote las correcciones o las variaciones que más se adapten a ti, abordando las sesiones desde el Yoga genuino y la Psicología Holística, es decir, cuidándote en cuerpo, mente y alma.

 

Sara Ruiz

Sara Ruiz

Instructora de Yoga
Maternity´s Yoga & Mindfulness Trainer
Fundadora y Directora de AMARTE Y YOGA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un programa para cada etapa de tu vida

mujer-yoga-amarse

CLASES ONLINE

Yoga para amarte

mujer-embarazada-yoga

PLAN PERSONALIZADO

Entrenamiento físico y mental para un parto consciente

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Soy Sara de Amarte&Yoga
Hola 👋🏼
¿Cómo puedo ayudarte?